Se trata de la jueza de Violencia Familiar y de Género Mónica Naranjo, del distrito Judicial del centro. La magistrada, además, notificó al agresor denunciado por la víctima.

En la sesión de hoy del Concejo Deliberante capitalino, la edil Romina Arroyo dio a conocer un caso de violencia de género en el que la justicia actuó en perjuicio de la seguridad de la víctima. Se trata de una mujer que había denunciado un intento de femicidio y recibido reiteradas amenazas. Sin embargo, la jueza a cargo del caso decidió retirarle la custodia policial y notificar al agresor denunciado.

“Es una mujer que hoy corre riesgo su vida, que día por medio amplía sus denuncias en distintas comisarías y teniendo custodia recibió una tremenda amenaza en la puerta de su casa”, manifestó Arroyo en plena sesión y consideró que la jueza Naranjo “no es idónea para su cargo y debería dejar su cargo”.

La edil, además, narró las enormes dificultades que enfrentan las víctimas de violencia de género para ser escuchadas y que se tome en consideración sus denuncias. “Le pido al Procurador Abel Cornejo que tiene una responsabilidad muy importante que revea este y todos los casos”, sostuvo.

El hecho se da a conocer mientras en el recinto se hacían manifestaciones en torno al 25N, Día de eliminación de la violencia contra la mujer. Otros ediles respaldaron el pedido de Arroyo y criticaron el accionar de la jueza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here