Se le terminó el amor

    0
    11

    Tras las declaraciones cruzadas entre José Cano y el gobernador Urtubey, éste último denuncio que el Plan Belgrano que conduce el primero no existe y pide que echen a Cano. Así empieza a terminarse la concordia entre el salteño y el macrismo.

     “Lamento que el presidente haya elegido a un dirigente que impide el trabajo conjunto entre los mandatarios de las provincias, que no respeta la opinión del pueblo salteño expresada en tres elecciones consecutivas”, señaló Urtubey a través de un comunicado luego de que Cano advirtiera que el salteño “hace nueve años que gobierna mal”.

    La embestida de Urtubey no terminó allí, sino que se agudizó este lunes luego de que el diputado nacional Pablo Kosiner, del riñón del gobernador, pidiera que el tucumano se vaya del Gobierno. «Cano no debería seguir al frente del Plan Belgrano”, disparó Kosiner y advirtió que el funcionario “tiene la función de generar consensos para llevar adelante las obras que los ciudadanos necesitan, no de descalificar a los gobernadores que el pueblo eligió”.

    “El Plan Belgrano existe como concepto porque el Presidente lo puso en agenda”, indicó Kosiner. De este modo, confirmó el adelanto de LPO sobre las complicaciones que tiene Cano desde diciembre. Puertas afuera del Gobierno, es el blanco de los reclamos que disparan los legisladores nacionales y los gobernadores de las provincias norteñas por las demoras que registran las promocionadas obras del plan Belgrano.

    Y dentro del gabinete nacional, prácticamente no es tenido en cuenta por los ministros de Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio; de Transporte, Guillermo Dietrich y de Energía, Juan José Aranguren con los cuales debería planificar y coordinar la ejecución de las iniciativas y acciones que fueron anunciadas en el marco del plan Belgrano.

    En ese punto hizo hincapié Kosiner, que dijo que Cano “debe tener algún problema político interno que lo está poniendo nervioso”. “Si usara la misma energía que utiliza en descalificar a Urtubey para trabajar por el Plan Belgrano, todos estaríamos mejor”, advirtió el diputado salteño.

    El diputado detalló que en Salta no iniciaron una sola obra del gobierno nacional, lo mismo que le sucede a otras provincias desplazadas como Formosa, Misiones y Santiago del Estero.

    De hecho, según pudo saber el portal La Política Online, en al edificio de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación recién se les asignó un espacio físico al personal del Plan el pasado agosto. Y a la fecha un no está completo el total de la dotación de los recursos humanos de la Unidad Ejecutora, pese a haber sido nombrados entre mayo y abril.

    En diálogo con el mismo medio, Kosiner denunció que el Gobierno los quiere obligar a endeudarse, luego de incluir en el Presupuesto 2017 un artículo en el que presta su aval para que las provincias consigan créditos internacionales para determinadas obras. Kosiner detalló que en el caso de Salta, el Ejecutivo incluyó tres obras hídricas por 3 mil millones de pesos que según el diputado deberían ser financiadas por el Gobierno Nacional.  “No le pueden pedir a la provincia que tome créditos con un artículo”, indicó Kosiner y aseveró que “nadie sabe cómo ese artículo fue a parar al Presupuesto”. El diputado explicó que varias provincias se encuentran ante la misma situación, que molesta a los gobernadores.